MI HIJO Y YO

Lo que voy a contar es algo real, quizás no les parezca demasiado erótico, eso es porque no le estoy agregando nada a lo que me está pasando, lo que yo quiero es contarlo para que los que puedan me den sus opiniones y consejos sobre como actuar en esta situación en la que estoy.

Tengo 38 años, soy Monica, separada y vivo sola con mi hijo de 18 años, desde hace unos meses coincidiendo con el comienzo de la primavera en Buenos Aires empecé a notar que mi hijo me mira mucho mas que lo que lo hacía antes, además lo hace cuando yo estoy mirando otra cosa, trata de que yo no me dé cuenta.

Esto también coincide con que en los meses de calor yo ando por la casa con poca ropa, pero siempre fue igual, el que cambió es él, antes ni me miraba y ahora no me saca los ojos de encima cuando se me ve algo o el se imagina que se me va a ver.

Voy a contar como fue la última semana para que se den cuenta de la situación: El lunes pasado llegué a mi casa a eso de las 7 de la tarde y lo fui a saludar a su pieza como siempre, charlamos un rato y le dije, me voy a cambiar, ¿me podes preparar la mesa y comemos?

Me fui a mi dormitorio y me empecé a sacar la ropa mientras él iba a la cocina, cuando me quedé sin corpiño me di cuenta que él estaba parado en la cocina mirándome, no lo miré directamente, hice como que no me daba cuenta de que me estaba mirando porque no lo quiero avergonzar diciéndole algo, no le quiero hace algún daño diciéndole cosas molestas.

Me puse una blusa y me fui a comer, yo estando en la casa no uso corpiño nunca, mientras comíamos notaba que cada vez que me movía el me miraba el escote, comimos y charlamos muy bien todo el tiempo y después de la cena se fue otra vez a su pieza, cuando llegó la hora de dormirnos lo fui a saludar como todos los días.

El martes no pasó nada porque cuando llegué a casa estaba con sus amigos en la pieza y comieron una pizza todos juntos pero el miércoles a la mañana ocurrió algo nuevo.

Yo me levanto un poco antes que él todos los días porque me gusta bañarme a la mañana, ese día cuando salí del baño me envolví en un toallón y lo fui a despertar, mientras él estaba en el baño yo me terminaba de secar en mi dormitorio, me puse un conjuntito de ropa interior blanco muy transparente y un short encima nada más, el salió del baño y se fue a desayunar, yo arreglé un poco mi dormitorio y me fui al baño a pintarme siempre en short y corpiño, el corpiño ese es muy transparente, me cubre un poco abajo pero se me ven los pezones por completo.

Cuando terminó de desayunar vino a saludarme al baño porque se iba para el colegio, yo estaba con la puerta entornada pero el la abrió, me miró bien directo las tetas y me dijo, ese corpiño que tenés es nuevo? Le dije, no, lo tengo hace unos meses, ¿te gusta? Siguió mirándome y me dijo, si, está lindo, lo señalaba y casi me rozó las tetas con la mano, creo que se puso un poco nervioso pero todo quedó ahí, le di un beso y lo acompañé hasta la puerta.

El mismo miércoles a la noche cuando llegué del trabajo lo saludé como todos los días y me fui a mi pieza para cambiarme, el me siguió y se paró en la puerta de mi dormitorio, me hablaba de cosas del colegio mientras me miraba, yo empecé a sacarme la ropa sin mirarlo mucho y poniéndome de costado a la puerta, me senté en la cama, me saqué los zapatos, el pantalón y las medias, me quedé con una bombachita muy chiquita y transparente, me paré y me puse un short, siempre de costado porque si le daba la espalda se me veía el culo y no quería mostrarle tanto.

Después y siempre parada de costado me saqué la blusa y muy rápido el corpiño ese que me deja los pezones a la vista y me puse una remera larga, me debe haber visto un poco las tetas de costado, esto de venir a hablarme cuando yo me cambio no lo hacía antes, yo creo que alguna intenci&oac

ute;n de mirar tiene, más que me estuvo viendo bastante en estos días. Pero nunca lo vi pajeándose o que me haya agarrado ropa interior para tocarse.

Después comimos y charlamos muy bien y nos fuimos a ver tele cada uno a su pieza, el jueves a la mañana traté de vestirme rápido para que no viera nada más porque no lo quiero volver loco.

El viernes pasó algo a la mañana, yo salí del baño envuelta en un toallón y lo fui a despertar como siempre, después me fui a mi pieza para terminar de secarme y vestirme un poco, cuando estaba sentada en la cama, vestida solo con una bombacha y poniéndome crema en los pies, se apareció en la puerta y me preguntó si hoy venía temprano del trabajo, nunca me lo pregunta, me parece que busca excusas para venir a mirar, yo estaba con las tetas al aire pero le contesté como si nada que iba a llegar a eso de las 7, me dijo, ah bueno y se metió en el baño, después me vestí bien antes que saliera del baño.

Quiero que me digan que les parece esta situación yo no se si es mejor dejarlo mirar o ocultarme quizás lo que él quiera es ver a una mujer desnuda y si lo dejo que me mire bien se calma y se queda tranquilo, estaba pensando que algún día que esté mirándome cuando me cambio me puedo sacar el corpiño y hablarle de cualquier cosa mientras lo dejo que me mire las tetas de frente un rato antes de vestirme, tampoco sé si decirle algo o seguir haciendo como que no me doy cuenta de nada.

Lo que no creo que pueda hacer es tener sexo con él, a lo mejor me puedo animar a hacerle una paja si lo veo muy caliente y con la excusa de ayudarlo a que se tranquilice. Esto le puede traer problemas a él y a mi? Estoy bastante confundida con esto y no lo puedo comentar con personas conocidas.

Muchas gracias a todo el equipo de esta sensacional página por darnos esta oportunidad de abrirnos sexualmente.

Autor: Monica P.

moprada (arroba) hotmail.com

Me gusta / No me gusta