Su primer trío encendió nuestra pasión.

 Después de varios años de casados, he decidido contarlo todo. La rutina estaba acabando con nuestra actividad sexual, cada vez nos veíamos menos. Mi esposa, una bella morena caribeña, con excelente figura, estaba más y más lejos, a pesar de seguir viviendo juntos.

Un día, ella recibe una llamada para que fuera a trabajar como administradora en una estación policial. Sin dudarlo, aceptó. Se puso su mejor vestido rojo, tacones altos, medias con sus ligueros respectivos. Iba espectacular para iniciar su nuevo empleo.

Todo arrancó muy bien, buen sueldo, bonita oficina. Su mal humor iba desapareciendo, se veía sonriente.

Pasado unos meses empecé a notar un cambio radical, estaba cariñosa, animada. Era otra mujer.

Read more

Me gusta / No me gusta

La terraza del bar

Era viernes por la noche y mi “A” llegaba en el autobús, ambos habíamos tenido una semana sin complicaciones y yo estaba ansioso por verla, abrazarla y estar con ella.

Como de costumbre, llegó en bus desde su preciosa ciudad costera y yo fui a recogerla, hacía una temperatura de primavera espléndida, así que en vez de con el coche fui andando a esperar que llegara. Cuando por fin llegó su autobús y se bajó nos fundimos en un fuerte abrazo y nos besamos con ansiedad, ella traía unos leggins así que al tocarla pude sentir perfectamente su culo redondito y me puse a cien. Cogí su maleta y decidimos ir dando un paseo a mi casa para dejar la maleta y que fuera al baño después del viaje que había realizado, para salir a la calle tranquilos a tomar unas cervezas y cenar y disfrutar de la maravillosa noche que hacía.

Read more

Me gusta / No me gusta

Una tarde de verano en el pantano

En este relato os contaré una de las primeras y más intensas experiencias sexuales de mi vida. Todo ocurrió hace tres veranos en el pantano cercano a mi ciudad.

En una calurosa tarde de agosto decidí salir a dar una vuelta en bicicleta. En un principio pedaleaba sin rumbo fijo pero, al no tener nada que hacer el resto de la tarde, decidí dirigirme al pantano, que se encuentra a unos diez kilómetros de mi casa. A mitad de camino empecé a sentir el calor, por lo que pensé que seria buena idea darme un baño una vez que llegase al pantano. Como no había planeado a donde iba cuando salí de casa, no llevaba bañador. Me acordé entonces que un amigo me había mencionado que el pantano tenía una zona nudista, y pensé que sería buena idea ir a bañarme allí.

Read more

Me gusta / No me gusta

COMPARTIENDO EL CULO DE MI ESPOSA 5 (INMORALIDAD)

Hola! a todos los lectores de mis relatos, ustedes ya saben quién soy, el esposo cornudo de Jael. La puta que tiene lo que tantos machos desean…un exuberante culo para sacarse la leche a gusto; porque muchos tenemos la suerte de tener disponible un exquisito trasero carnoso y macizo  de hembra, para el sexo anal, y sentir como lo llenamos de leche, si es la esposa de un amigo, mucho que mejor, pero en mi caso, es la mía quien cumple fantasías de otro hombre con mi permiso en nuestra propia casa.

 Nuestro hogar, es como un lugar de citas donde la única puta es mi mujer y el mejor cliente es el corneador. Es un corneador especial, elegido entre muchos, es varonil, atractivo, discreto y lo mejor de todo; su apantallante miembro, no la tiene más  larga que yo, pero sí muy gruesa, con venas muy marcadas y con una cabeza tipo casco alemán que mi mujer adora mamando con dificultad. Siempre he dicho que mi platillo favorito es observar cómo le entra semejante verga por el estrecho culo de Jael; por tal motivo, este macho se merece tener el privilegio de montarla donde le plazca, se ha ganado el puesto de corneador de planta por estas razones que les comento.

Read more

Me gusta / No me gusta

El sexo con ella es genial

Hola, soy un chico de Argentina, mi relato es real, pero no los nombres y demás, ya saben porqué.

Vivo en Bs. As, siempre me gustaron las mujeres mayores, especialmente las gorditas, las encuentro hermosas, y deseables. Yo tengo 21 años, soy delgado, sin embargo encuentro en las mujeres gorditas y maduras una belleza y sensualidad inigualables.

Yo había conocido a Laura caminando por la plaza, eran como las 7:30am, yo pasaba cuando ella iba a prender un cigarrillo, así que me acerqué y le di lumbre mientras ella buscaba su encendedor, se sorprendió, subió los ojos y al encontrarse con los míos sonrió. Muy amable me dijo con un hermoso acento español y yo respondí con una sonrisa mientras sacaba un cigarrillo para mí, y le decía – no hay de qué. Me alejé caminando como había llegado porque tenía que ir al trabajo, ya era tarde.

Read more

Me gusta / No me gusta

Compartiendo el culo de mi esposa 4 (Experiencia Intensa)

Infidelidad consentida, Parejas liberales. Hola a todos mis lectores! Antes de comenzar, quiero decirle a los que leen por vez primera mis relatos, deben leer los anteriores que publiqué en esta página para que puedan entender toda la historia completa; agradezco todos sus comentarios a mi correo, me di cuenta que existen otros hombres con gustos equivalentes a los míos. Read more

Me gusta / No me gusta

Compartiendo el culo de mi esposa 3 (nueva experiencia)

Infidelidad Consentida, Parejas Liberales. ¡Hola! a todos nuevamente, mi situación como marido consentidor me ha otorgado momentos de placer inimaginables, compartir una mujer como la mía es una locura, algunos pensaran que no la lleno o algo por el estilo, no, nada de eso, la razón es muy sencilla, me gusta que otros la deseen y se masturben pensando en ella, tal como lo hace nuestro vecino que se mata a pajas con su tanga que en ocasiones deja Jael a su alcance para que la tome sin dificultad desde su casa y encontrarla impregnada del semen de su joven admirador. Des estas son repetidas las veces que han sucedido y ella mismo me muestra su pequeña tanga con una risa coqueta y de estar de acuerdo que el chico las disfrute. Read more

Me gusta / No me gusta

Compartiendo el culo de mi esposa, parte 2

Hola amigos!! Nuevamente me animo a escribirles a ustedes, debido a comentarios agradables y calientes que he recibido en mi correo, me conforta saber que existen otros hombres que tienen gustos y placeres similares a los míos. Algunos me criticaran pero desconocen este tipo de vida y de placer, es como una droga, una vez que lo pruebas, ya no puedes ni quieres volver atrás;

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi suegra calentona II

Milf, Sexo con maduras, Infidelidad, Le empecé a comer el coño, alternando con mi legua en su culito, dándole especial atención a este. Trataba de que su hoyo quedara bien mojado y metía lo más que podía mi lengua. ¡Quiero sentirte otra vez dentro de mí! ¡Quédate así como un perra, que te la voy a meter hasta el fondo vieja calentona. le apunté mi verga en su concha y se la metí hasta que mis bolas chocaron con su culo. Read more

Me gusta / No me gusta

¡Sorpresa!

Trío, Gay, Hombre – Mujer – Hombre, infidelidad. ¿Entonces, tendré que compartirte?

Cuando mi mujer me abandonó, dejó pegada la siguiente nota en la almohada: “De momento, no me esperes. Si decido romper definitivamente ya te llamaré para confirmártelo y convenir la separación.” En aquel momento lo lamenté por el afecto que sentía por ella, pero las circunstancias me lo pusieron todo a huevos para liarme con Moisés, un negro portorriqueño que estaba trabajando en mi casa como oficial albañil y con el cual, después de nuestra primera experiencia sexual y tras sacarle de las garras de un tal Manu, compañero suyo de trabajo que le servía de alcahuete, me comprometí como pareja y le acepte como mi querido y amante mío. Read more

Me gusta / No me gusta

Relaciones peligrosas

Miré cómo mi cuerpo se tragaba tremendo pene hasta llegar al tope y sentí otro orgasmo, él chupaba mis tetas mientras seguía el metisaca, comencé con un orgasmo que se unió con la venida de él, comenzó a soltar chorros de semen dentro de mí, su verga no cesaba de venirse sentía cómo su semen caliente me llenaba mi vagina, los dos terminamos y me recliné y él sobre mí sin sacármela.

Read more

Me gusta / No me gusta