La terraza del bar

Era viernes por la noche y mi “A” llegaba en el autobús, ambos habíamos tenido una semana sin complicaciones y yo estaba ansioso por verla, abrazarla y estar con ella.

Como de costumbre, llegó en bus desde su preciosa ciudad costera y yo fui a recogerla, hacía una temperatura de primavera espléndida, así que en vez de con el coche fui andando a esperar que llegara. Cuando por fin llegó su autobús y se bajó nos fundimos en un fuerte abrazo y nos besamos con ansiedad, ella traía unos leggins así que al tocarla pude sentir perfectamente su culo redondito y me puse a cien. Cogí su maleta y decidimos ir dando un paseo a mi casa para dejar la maleta y que fuera al baño después del viaje que había realizado, para salir a la calle tranquilos a tomar unas cervezas y cenar y disfrutar de la maravillosa noche que hacía.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi jefe, el pizzero

Hola, buenas.

Lo que voy a contarles sucedió realmente, hace un par de meses. Para respetar mi intimidad y la de los involucrados, no diré de dónde soy y cambiaré los nombres de los aludidos.

Ante todo, me llamo Pedro y tengo 21 años. Soy de un pueblo no muy grande, en la costa, donde abundan los turistas. Como he terminado los estudios recientemente y me hace falta dinero, entré a trabajar como camarero en un restaurante italiano, muy modesto y acogedor.  La comida era muy buena, había ido varias veces a cenar y me pareció una buena idea: así estaría trabajando en un lugar agradable y familiar, a pesar de no tener nada que ver con mi carrera.

Read more

Me gusta / No me gusta

HISTORIAS DE UN INVERTIDO

Mientras me limpiaba la cara de los restos de semen, Joan preparaba dos gin-tonics. Se acercó al sillón desde donde, apenas pocos minutos antes, el de pie y yo sentado le hice una mamada, hasta hacerle estallar de placer, anegándo mi boca y mi cara de un semen salado y abundante.

Depositó los gin-tonics en la mesita de centro y se sentó en el sofá, sonriéndome con la satisfacción del que ha pasado un buen rato. Joan era un hombre maduro, 52 o 53 años, alto, que mantenía con gimnasio la barriga y la flaccidez a raya.

Lo había visto en el patio de entrada del piso de veraneo, él era propietario de uno de los pisos y volvía de llevar a su mujer al trabajo en el turno de tarde. Yo volvía, de la parada de taxis, donde deje a los cinco italianos, cuatro chicos y una chica de vuelta a su país. Durante 10 días mi amo me había cedido a los italianos con los que conectó por internet para que fuera su criado sexual. Todo previo acuerdo firmado por todas las partes, por supuesto.  

Read more

Me gusta / No me gusta

El nuevo trabajo de mi mujer V Final

Después de su Ascenso la actitud de mi mujer cambio, más segura, más abierta, mas sexual, a mí en casa me tenía loco con las historias que me contaba del trabajo y teníamos una vida sexual más activa que nunca pues, según ordenaron Silvia y Jean Claude, seguía sin ser penetrada en el trabajo y llegaba a casa cachondísima. En la oficina, en caso de calentón extremo, solo tenía que llamar por teléfono y cualquier becario se arrodillaba ante su mesa comiéndola el coño hasta correrse en su boca.

Dejó su antigua ropa a un lado y empezó a vestir mas sexy, elegante y provocativa a la vez. Al trabajo iba siempre vestida con trajes de ejecutiva, tacón alto, medias o pantys y, por lo que pude curiosear en sus cajones, nunca llevaba ni bragas ni sujetador. Empezó a utilizar prendas de Sado que combinaba elegantemente con su ropa, faldas de cuero, algún que otro corpiño, incluso cruces de latex que cubrían sus pezones. Ya solo respondía ante Silvia y Jean Claude con los que actuaba de forma sumisa aunque cambiaba al Rol de Ama en cuanto salía de su despacho.

Read more

Me gusta / No me gusta

Gustavo, la profesora de ingles yo y los otros

Este relato debería llamarse LA TRASFORMACION DE GUSTAVO, pero como a él lo conocí después que a su mujer prefiero titularlo de otra forma.

Hace unos siete u ocho años apraeció por el liceo una nueva profesora de inglés, llamada Rebeca.

Era una mujer de unos 35 o 38 años, rubia pero con el cabello a rayas entre pajizo, dorado y ceniza, su cuerpo era espectacular, alta, tal vez más alta que yo, con los tacos altos que siempre llevaba mediría 1.75, amplias caderas y busto muy prominente, nos empezamos a ver al comienzo del ciclo liceal en las sala de profesores…

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi adorable novia Virginia (XV) – En el taller mecánico

El sábado 9 de julio por la mañana, mi adorable novia Virginia se levantó pronto de la cama porque debía acudir al taller mecánico. Su coche, aunque recién comprado, emitía un ruidito leve pero constante, y la verdad es que le preocupaba. Me pidió ayuda el jueves y le dije que ya sabía que yo era un negado para la mecánica y que mejor que lo llevara a que lo vieran en un taller.

Virginia había pasado la noche completamente desnuda pues en la cama se moría de calor.

Read more

Me gusta / No me gusta

LA SOBRINA DE MI ESPOSO III

Esa noche no pude conciliar el sueño, pero tampoco quería estar con mi esposo porque mis sentimientos eran contrariados o confusos, por un lado pensaba en la propuesta de mi esposo y que excitada le había dicho que sí pero debía el conseguir a la persona, por el otro lado sentía ansiedad de saber que Sofía le había mostrado fotos intimas mías a Andres y le contaba las cosas que hacíamos con mi esposo, me gustaba saber que Andres decía que mi cuerpo era hermoso y que sería delicioso estar con una mujer como yo, a sabiendas que a pesar de ser quince años menor y que por sus conversaciones observe que se acostaba o se comía a las nenas de su edad con mucha facilidad, como para que el desee acostarse con alguien que le lleva tanta diferencia; pero también me molestaba la forma en que se refería hacia a mí como si fuera una vulgar puta, o fácil sin tener presente que las cosas contadas por Sofía solo las hacía con mi propio esposo y no con diferentes individuos, di vueltas en la cama pensando en todo, al final me quede dormida.

Read more

Me gusta / No me gusta

Historia de un invertido

Mientras me limpiaba la cara de los restos de semen, Joan preparaba dos gin-tonics. Se acercó al sillón desde donde, apenas pocos minutos antes, el de pie y yo sentado le hice una mamada, hasta hacerle estallar de placer, anegándo mi boca y mi cara de un semen salado y abundante.

Read more

Me gusta / No me gusta

El día que me desvirgaron

Fue en Zaragoza hace ya tiempo de esto.

Me encontraba realizando el servicio militar en la Academia General Militar de Zaragoza. De aquellas contaba con 21 años, medía y mido 165 centímetros de estatura, y pesaba por entonces 58  Kg. De pelo negro azabache, un culito redondito, y algo respingón.
Read more

Me gusta / No me gusta

Mi papá y yo nos enamoramos

Mi papá y yo siempre tuvimos una relación distante. Sin razón aparente, simplemente, durante la mayor parte de mi adolescencia, no conectábamos. Muchas veces percibía que él no podía relacionarse bien conmigo debido a que yo era un joven poco masculino, y a pesar de que no había mencionado mi atracción hacia los hombres a la familia, era muy evidente para todos y no existía duda al respecto.

Mi padre, por otro lado, era un hombre muy masculino. Papá y mamá me tuvieron de muy jóvenes, por este motivo, a mis veinte años, ellos se encontraban apenas por los 42. La relación de ambos siempre fue buena ante mis ojos, sin embargo, una vez que cumplí 21, tomaron la decisión de separarse. Para evitar la participación de abogados, y no complicar aun más las cosas, llegaron a un acuerdo: cada mes tendría que pasar una semana en casa de papá. No era algo que me entusiasmaba mucho, debido a nuestra poca cercanía, pero lo positivo era que en su casa tenía más libertad. Un par de ocasiones llevé a chicos que conocía a través de aplicaciones y teníamos sexo en mi habitación. El jamás se enteraba, o al menos, eso pensaba yo.

Read more

Me gusta / No me gusta

Arturo logra culear a mi mujer (La puta de mi esposa)

Tal vez por que me di cuenta muy tarde que a ella le gustaba ser dominada y algunas veces malteada y dejar todo en manos del macho que la poseía (como todas las mujeres, les cuesta tomar decisiones) pero esto lo descubrí tarde a pesar de haber vivido muchos años juntos.

Cierto día me llama Arturo, al contestar me dice:

– Cómo estás? Oye necesito que me traigas a Irma este fin de semana

– El fin de semana?

– Si, invéntate algo la vamos a pasar muy rico ya lo veras y colgó!

Read more

Me gusta / No me gusta

El sexo con ella es genial

Hola, soy un chico de Argentina, mi relato es real, pero no los nombres y demás, ya saben porqué.

Vivo en Bs. As, siempre me gustaron las mujeres mayores, especialmente las gorditas, las encuentro hermosas, y deseables. Yo tengo 21 años, soy delgado, sin embargo encuentro en las mujeres gorditas y maduras una belleza y sensualidad inigualables.

Yo había conocido a Laura caminando por la plaza, eran como las 7:30am, yo pasaba cuando ella iba a prender un cigarrillo, así que me acerqué y le di lumbre mientras ella buscaba su encendedor, se sorprendió, subió los ojos y al encontrarse con los míos sonrió. Muy amable me dijo con un hermoso acento español y yo respondí con una sonrisa mientras sacaba un cigarrillo para mí, y le decía – no hay de qué. Me alejé caminando como había llegado porque tenía que ir al trabajo, ya era tarde.

Read more

Me gusta / No me gusta

Noche inolvidable

Hola, soy Carla nuevamente, para conocerme un poco más pueden darle un vistazo a “Una noche inolvidable en Buenos Aires”, ya que esa experiencia fue mi primera fuera de lo normal y además una de las más intensas de mi vida.

Les cuento que después de aquel episodio, usamos con Mariano (mi novio en aquella época y mi actual marido) el video grabado, mil veces para calentarnos y luego hacer el amor como animales. A Chelo lo veíamos muy seguido pero nunca más se habló del tema, parecía como si entre ellos hubiera un pacto; al brasileño no lo vimos por varios años aunque sí supimos de él ; Chelo nos contó que él y su novia estaban trabajando en EE.UU en la industria del cine porno (era obvio que con ese pedazo podría hacerse un lugar rápidamente) , que les estaba yendo muy bien, sobre todo a él , que si bien no estaba en una empresa conocida ganaba muy buen dinero y la pasaban muy bien .Unos años después volvimos a tener contacto vía mail.

Read more

Me gusta / No me gusta

El placer de chupar

Cuando yo tenia 18 años tenia como novia a Susana ella tenia 23, en aquel entonces con ella solo experimenté besos apasionados y leves caricias en las piernas y en las nalgas, era un noviazgo de adolescentes, después de unos cuantos meses tuve que viajar fuera de la ciudad y regresé cuando ella tenía 27 años, casada y con dos hijos.

De pronto una amiga mía (y de ella también) se casó, así que hubo una gran fiesta. El día de la fiesta me llevé una gran sorpresa, Susana la mujer de grandes senos, piel morena, labios gruesos, trasero grande y largas piernas estaba en la misma fiesta con su esposo.

Read more

Me gusta / No me gusta

Pequeña secretaria

Se llamaba Ivonne. Era una preciosidad de 1,65 metros, cabello negro con unas curvas no muy despampanantes pero (¡ay Dios!), si se daban a respetar…

La conocí un miércoles en la mañana, yo tenía una resaca de campeonato luego de haberme tirado una juerga de 3 días con mis amigos de la Facultad ya que celebrábamos el aniversario de nuestro club de amigos. Yo era en ese tiempo miembro del centro de Estudiantes de mi facultad (no porque fuera estudioso sino por ser medio corrupto, crápula y especialmente hipócrita) y me había quedado a cargo de la oficina del Centro. Bueno a cargo de dormir la mona en un sillón. En fin me despertó una voz para nada especial ni conocida para mí, por lo que en cuanto abrí los ojos me quede medio mudo al ver esa pequeña pero cautivante criatura del Señor.

Read more

Me gusta / No me gusta